En noviembre de 2019 comenzó en el CRIF el curso LÓVA: LA ÓPERA, UN VEHÍCULO DE APRENDIZAJE. Cuando en el mes de marzo se decretó el estado de emergencia sanitaria generado por el COVID-19, esta circunstancia obligó a finalizar el curso de forma virtual y cristalizó en el estreno online de la ópera “Al son de los recuerdos”, creada y protagonizada por Pan sin molde, la primera compañía de ópera digital LÓVA.

Recogiendo las palabras de uno de los participantes, Eduardo Sánchez, «hemos aprendido LÓVA en estado puro, pero, dadas las circunstancias, nos hemos tenido que adaptar a otras realidades conjugando todo tipo de recursos, ¿qué es LÓVA sin la inclusión de todo tipo de destrezas, capacidades, recursos… y un largo etcétera? ¡Pues eso! Con esta edición del curso lo hemos visto patente desde el minuto inicial, allá por noviembre en la ILE, trabajando en equipo, aprendiendo, regulando, estableciendo ayuda a todos y cada uno y, sobre todo, la magia de cada martes para llevar a nuestros centros este proyecto y, como no, hasta el último suspiro y brindis final por ZOOM tras nuestro esperado estreno, siendo la primera compañía de ópera LÓVA que estrena en formato digital

CUANDO LAS EMOCIONES DESBORDAN A LA RAZÓN

Cuando las emociones desbordan a la razón dentro del aula, acontecimiento muy frecuente, los docentes necesitamos herramientas para hacer frente a ello. Los libros, el bilingüismo, los ordenadores o las tablets son necesarios para impartir la materia curricular pero no resultan del todo útiles para potenciar la autoestima, el conocimiento propio de las emociones, la capacidad de motivarse a uno mismo, la integración grupal y por supuesto, el reconocimiento de las emociones ajenas.

Para todo esto último, tenemos LÒVA, vehículo de aprendizaje, motivador de aprendizajes nuevos, porque para que el aprendizaje sea efectivo precisamos, ineludiblemente ¡¡¡de la emoción!!!

Y, ¿cómo lo consigue? A través de la interpretación junto con la música expresada de forma artística y el trabajo grupal orientado a la consecución de un objetivo común.

De esta manera, tanto docentes como alumnos abrazamos un logro maravilloso y determinante en la vida de un alumno, el AUTOCONOCIMIENTO que le va a permitir el resto de su vida afrontar los mayores retos, sin miedo, aceptando las derrotas y aprendiendo de las mismas. Y lo que no es menos importante, aceptando a los demás y respetando la diversidad de opiniones integrándolas en proyectos de vida.

Amalia Espejo (participante curso LÓVA 2019-20)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies