¡Nunca es tarde!

¡Nunca es tarde!

Juan tiene 18 años. Toda su vida escolar ha sido un «fracaso». Repitió sexto de primaria porque se aburría en el aula. Esto hizo que, al año siguiente, fuese el mayor de la clase y se tuviese que comportar tan mal como creía que de él se esperaba. Volvió a repetir en...