Durante las dos primeras semanas del mes de marzo, el Departamento de Organización, junto con la Fundación Promaestro, ha llevado a cabo una actividad institucional denominada Pensadero de docentes. Observación y validación entre iguales para la mejora docente. El punto de partida lo situamos en considerar que el conocimiento educativo docente es condición necesaria para que la mejora educativa sea rigurosa y sostenible. Un pensadero es, por tanto, un espacio de intercambio y formación entre docentes. Está basado en tres pilares fundamentales: a) la reflexión sobre la práctica educativa en el aula, b) la observación mutua y c) el feedback profesional. A través de estas tres técnicas se puede llegar a validar la práctica educativa, por un lado, y a crear y compartir conocimiento educativo. En el siguiente enlace puedes encontrar mucha más información y materiales sobre este nuevo espacio docente: el pensadero.